Disolución de sociedades: ¿Por qué es tan difícil tener socios?

Disolución de sociedadesProbablemente la principal causa de disolución de sociedades sea las desavenencias societarias por encima de la quiebra. ¿Pero cuales son las causas que llevan a tan traumático final?

Enumeremos las principales:

  1. Elegir erróneamente a socios que no compartan sinergias, capacidades o talento
  2. Diferente visión de objetivos de empresa
  3. Falta de empatía
  4. Desacuerdo en decisiones de empresa
  5. No haber decidido previamente funciones y retribuciones de socios
  6. Individualidad al no sentirse parte de un todo
  7. No contemplar la empresa como proyecto de vida
  8. No haber acordado previamente un pacto de socios con mecanismos de salida

Si tenemos presente estos puntos tendremos más posibilidades que la empresa nos perdure. ¿Pero si ocurre que hay que se puede hacer?

Es obvio que como en los divorcios siempre es mejor resolver por mutuo acuerdo incluso siendo perjudicial para nuestros intereses. Mantener en el tiempo la indefinición societaria puede perjudicar gravemente la viabilidad de la empresa por ello es imprescindible resolver en un breve periodo. O bien se acuerda una compraventa de participaciones o se decide la disolución de la sociedad.

Idealmente, lo más equitativo sería hacer una valoración económica objetiva de la empresa y por consiguiente de las distintas participaciones contratando un asesor independiente por acuerdo de ambas partes. Es muy aconsejable no pensar en el coste de la contratación y sí  en la experiencia en compraventas y liquidaciones del candidato a asesorar.

En el peor de los casos con el porcentaje de participación societaria mínima siempre se puede solicitar Auditoría en Junta extraordinaria de socios para que ayude a esclarecer la situación.

Bitácora Asesores

Etiquetado con: , ,
Publicado en: Emprendedor